Día Mundial de la Alimentación 2020

Noticias

Soluciones microbianas de Koppert para la producción alimentaria sostenible

16 octubre 2020

Bajo la nube de una pandemia mundial y un clima cambiante, la resiliencia de los cultivos se ha convertido en un factor vital en nuestra lucha por producir alimentos con recursos cada vez menores. La pregunta que siempre nos hacemos es: ¿cómo lograr la seguridad alimentaria para una población mundial en aumento, mientras se cambian los sistemas de producción de alimentos para aliviar la presión sobre nuestro medio ambiente y otros recursos finitos?

 

En la búsqueda de respuestas, Koppert Biological Systems, líder mundial en soluciones innovadoras para la agricultura y la horticultura, ha invertido gran parte de su conocimiento e investigación en encontrar soluciones microbianas para problemas de producción de alimentos actuales y futuros, tales como: la salud y la resiliencia de las plantas, resistencia a la sequía, enfermedades y patógenos.

 

“Habiéndose concentrado inicialmente en soluciones entomológicas para el manejo de plagas en la horticultura y la agricultura, Koppert siempre ha sido consciente que se debe considerar toda la planta, tanto por encima como por debajo del suelo, cuando se trata de la sanidad vegetal. Hoy en día, una cantidad cada vez mayor de nuestros recursos se invierte en soluciones microbianas", dice el Director Corporativo de Marketing de Koppert, Peter Maes. "Creemos firmemente que la sanidad vegetal basada en la mentalidad biológica, tanto microbiana como macrobiana, puede contribuir realmente a resolver los problemas a los que nos enfrentamos en la agricultura y la horticultura en estos días".

 

"No habría vida en la tierra sin bacterias, hongos y virus; son vitales para mejorar la productividad agrícola", dice Ed Moerman, experto en Desarrollo Agronómico de Koppert. “Disponemos de una serie de soluciones microbianas para enfermedades como Pythium, Fusarium y Rhizoctonia, y plagas como la mosca blanca. Trianum es un producto basado en el hongo Trichoderma harzianum T22 que no solo protege a las plantas contra enfermedades transmitidas por el suelo, sino que también promueve el crecimiento de las plantas. Permite a las plantas hacer frente al estrés abiótico y producir un buen rendimiento y calidad en condiciones de crecimiento de escasos recursos ".

Cambiar el comportamiento del consumidor

Existe una creciente conciencia de que los sistemas agrícolas deben cambiar para garantizar una mayor seguridad alimentaria, biodiversidad y proteger el medio ambiente. Al mismo tiempo, la actual pandemia mundial ha acelerado la presión de los consumidores por una producción alimentaria sostenible y una alimentación segura.

 

Los estantes vacíos de los supermercados durante el confinamiento en muchos países llevaron a muchos consumidores a echar un vistazo a los sistemas de producción de alimentos industrializados con mayor atención en su salud. Se recordó a la gente el papel que juega la comida en su resistencia a las enfermedades. A los pocos días del brote del COVID-19, los patrones de compra comenzaron a cambiar y más que nunca, las personas compraron sus alimentos y otros productos en línea, con muchas ventas directas dirigidas a agricultores locales, cajas de lotes de alimentos y mercados o ferias libres.

 

Confinados en casa debido a las medidas COVID-19, los consumidores comían cada vez más en casa. Rara vez ha habido más interés en la procedencia de nuestros alimentos.

 

“En Koppert, esperamos que aumente la conciencia de los consumidores y la presión que ejercen sobre la producción de alimentos. La gente se está volviendo cada vez más crítica sobre el uso de agentes químicos en los métodos de cultivo y es por eso que estamos intensificando la producción de soluciones microbianas en todo el mundo”, afirma Peter Maes. "Estamos convencidos de que esta es la forma de mejorar la producción de alimentos en el futuro, donde las soluciones microbianas pueden contribuir a la salud del suelo y la resiliencia de las plantas al estrés, un nuevo mundo por explorar".

 

“Los microbios son esenciales para el funcionamiento general y el bienestar del ecosistema en su conjunto. Aún queda mucho por hacer. En Koppert somos conscientes del inmenso potencial que el mundo invisible de bacterias, hongos y virus puede ofrecer a la producción de alimentos y estamos trabajando arduamente para desarrollar aún más este potencial en productos asequibles que han demostrado su eficacia para permitir métodos de producción más sostenibles que den como resultado cultivos resistentes que puede hacer frente a tensiones bióticas y abióticas y producir productos con una alta calidad visible y nutricional ”, dice Ed Moerman de Koppert.

 

Según el informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, el mundo no está en camino de lograr el Hambre Cero para 2030. “135 millones sufren de hambre aguda (...) y la pandemia del COVID-19 ahora podría duplicar ese número, poniendo a 130 millones de personas más en riesgo de padecer hambre a finales de 2020”. El informe dice que ahora se pide un "cambio profundo de los sistemas alimentarios y agrícolas mundiales (...) para aumentar la productividad agrícola y la producción alimentaria sostenible para aliviar los peligros del hambre". *

 

* El Día Mundial de la Alimentación fue proclamado por las Naciones Unidas en 1979. Es el día en el que se presta atención internacional para alimentos suficientes, nutritivos y seguros para todos.

En septiembre de 2015, la ONU adoptó los Objetivos de Desarrollo Sostenible. El Día Mundial de la Alimentación se celebrará el 16 de octubre de 2020.

Para más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/hunger/

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Recibe las últimas noticias e información sobre tus cultivos directamente en tu bandeja de entrada

Sitio web protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y Condiciones de servicio de Google.
Desplazarse hacia arriba